El Samsung Galaxy Note 9 incorpora baterías más seguras



Hace escasos días que Samsung presentaba su Galaxy Note 9, un phablet tope de gama para los usuarios más selectos. Esta presentación no nos ha cogido por sorpresa, porque ya es tradición que cada mes de agosto Samsung organice la presentación de este modelo. Los compradores muestran desconfianza en las baterías, ya que su predecesor, el Note 7, era un auténtico peligro por el riesgo de explosión.

El Samsung Galaxy Note 9 incorpora baterías más seguras

Sabiendo que la compañía está en el punto de mira por su polémico pasado con las baterías y al decidir este año incorporar la batería con más miliamperios en la historia del Note, es normal que se ponga en duda su fiabilidad. Por esto, el responsable de la división móvil de Samsung ha afirmado que las baterías del Note 9 son las más seguras de la historia. Sus palabras exactas han sido:

La batería en el Galaxy Note 9 es más segura que nunca. Los usuarios no se tendrán que preocupar por las baterías nunca más.

El nuevo método de Samsung de verificación de 8 puntos para comprobar la seguridad de las baterías.

Para no tropezar dos veces con la misma piedra y al mismo tiempo tratar de limpiar su imagen, Samsung ha publicado el funcionamiento de su nuevo sistema de verificación de baterías. Han bautizado a este sistema como “comprobación de seguridad de 8 puntos”.



seguridad baterias samsung

Este sistema de verificación incluye los siguientes ocho puntos:

  • Prueba de durabilidad. En esta fase se somete la batería a condiciones extremas como sobrecargas, exposición a temperaturas elevadas e incluso pinchazos.
  • Inspección visual. Ahora existe una fase en la que un equipo humano revisa e inspecciona las baterías visualmente para comprobar que no hay desperfectos.
  • Rayos-X. La compañía afirma que emplea la tecnología de rayos-X para verificar que no existen anomalías en el interior de las baterías.
  • Prueba de carga y descarga. Las baterías se someten a pruebas de carga y descarga para verificar su integridad y buen funcionamiento.
  • Test TVOC. Se realiza una prueba sobre la posible fuga de los materiales volátiles orgánicos, que son considerados contaminantes.
  • Prueba de desmontaje.
  • Prueba de uso acelerado en el que la batería se somete a procesos de carga y descarga muy rápidos y continuados.
  • Test Delta OCV. En esta prueba se verifica que los voltajes de la batería son los correctos.

Un nuevo desastre con las baterías sería el fin del modelo Note y quizás de Samsung.

La compañía no puede permitirse otro desliz con las baterías, tanto a nivel de imagen como económico. Implementar un sistema de seguridad y de calidad de las baterías es un gran paso por parte de Samsung. Aunque hay que decir, que este sistema ya debería existir desde el momento en el que la compañía decidió fabricar sus propias baterías.

El segmento de los móviles tope de gama es cada vez más competitivo y la carrera por ofrecer una mayor autonomía no cesa. Mientras tecnología de las baterías avanza lentamente hacia la búsqueda de nuevas oportunidades, los fabricantes se están limitando a incrementar los miliamperios.

El problema de las baterías actuales de ion-litio es que son altamente inflamables, por lo que tienen que existir garantías de seguridad. Los 4000 mAh de la batería del Galaxy Note 9 no son algo nuevo, ya que existen móviles de gamas más bajas que ya llevan varios años en el mercado y no han protagonizado ningún espectáculo. Sólo el tiempo nos dirá cómo se comportan estas “nuevas” baterías de Samsung.





Enlace de la noticia: El Samsung Galaxy Note 9 incorpora baterías más seguras

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *