Ya soy Root, ¿Ahora qué? Vol.4: El kernel en cristiano




Root vol 4 kernel

Hoy te hablamos del Kernel, uno de los elementos más importantes de Android y que es capaz de permitirnos modificar el comportamiento de nuestros smartphones hasta límites inimaginables. Eso sí, en cristiano, por favor.

Seguramente desde que sois usuarios root habréis entrado en foros, webs y demás lugares similares y habréis encontrado mis comentarios referidos a algo llamado Kernel. Incluso muchos de vosotros habréis intentado investigar un poco por google, Wikipedia, etc para encontraros con artículos escritos por desarrolladores y para desarrolladores que parecen estar en otro idioma. Realmente se trata de uno de los elementos más importantes de ese dispositivo y de algo que, si bien no es imprescindible tocarlo para disfrutar de los beneficios del acceso Root, puede ser muy interesante conocerlo, pues nos puede aportar grandes beneficios. Por esta razón hemos decidido hablar de él en cristiano, omitiendo todos esos puntos que realmente no nos van a aportar nada y centrarnos en lo importante: Qué es y para qué sirve.

Aviso root

¿Qué es el Kernel?

En este punto podríamos encontrar cientos de definiciones que van desde el lenguaje técnico hasta al de cátedra en programación informática. Sin embargo nos quedaremos con que el kernel viene siendo el núcleo principal de cualquier distribución basada en Linux y, por extensión del sistema operativo de Google. Se trata de un conjunto de programas que se inicia justo en el momento en que encendemos nuestro terminal, antes aún que el propio sistema operativo, y que va a servir de puente entre el Hardware de nuestro smartphone y el software, permitiendo que los drivers que controlan elementos tan importantes de nuestro dispositivo como son la pantalla o el procesador, conecten con el sistema operativo. Por tanto y entendiendo que ese pequeño archivo nos va a permitir controlar el comportamiento de algunos de los elementos más importantes de nuestro móvil, vamos a detallar a continuación algunos de los beneficios principales que podremos obtener usando un kernel modificado o cocinado. 

Procesador: En muchas ocasiones suele ser la motivación principal para decidirnos por instalar un kernel modificado. De hecho, hasta no hace mucho era una de las pocas opciones que nos aportaban, pues el desarrollo en este aspecto no estaba tan avanzado. Sin embargo era más que suficiente, pues los distintos kernels cocinados nos van a permitir modificar el comportamiento de nuestro procesador de dos formas principales, Over Clock y Undervolt. La primera de ellas consiste en modificar la frecuencia de nuestro procesador, ya sea hacia arriba para lograr un extra de rendimiento, ya sea hacia abajo, con el fin de sacrificar algo de dicho rendimiento en pos de lograr un extra de autonomía. El segundo proceso, conocido como Undervolt, consiste en modificar la cantidad de energía que necesita nuestro procesador para funcionar, y tiene como objetivo fundamental el lograr ese extra de autonomía que tanto necesitamos a veces.

Kernel-procesador

Pantalla: Lo cierto es que el uso de Kernels ha evolucionado al mismo ritmo al que evolucionan tanto Android como los Smartphones, muy rápido. Gracias a eso, la combinación de kernels y de algunas aplicaciones podremos modificar al detalle todo lo referente a nuestra pantalla, como si de la del televisor del salón se tratase, incluyendo el esquema de colores, contrastes, brillos, etc. Pero no se queda ahí, sino que en algunos casos podremos llegar a modificar la manera en la que se comporta la opción de brillo automático, consiguiendo no solo unos colores y un aspecto general mucho más acorde de nuestros gustos, sino que un gran aumento en la duración de nuestras baterías. En muchos casos dichas mejoras vienen ya incluidas en la configuración del kernel y realmente se notan. Sin embargo, si esto no es así o si simplemente queremos afinar un poco más, encontraremos un gran número de aplicaciones que nos permitirán hacerlo.

 Kernel-pantalla

Sonido, Wifi… El abanico de opciones que los desarrolladores nos ofrecen crece cada día, pero como otras opciones podríamos destacar algunas tan importantes como mejorar y ampliar el sonido de nuestros terminal, modificar el comportamiento de nuestra antena Wifi para decidir cada cuanto tiempo buscará nuevas redes e incluso para mejorar su señal, alterar el comportamiento de la GPU o procesador gráfico o desbloquear características capadas por defecto como puede ser en muchos casos el soporte para USB OTG (La posibilidad de conectar dispositivos como Pendrives o teclados USB directamente a nuestro Smartphone o Tablet mediante el uso de un adaptador)

Me interesa, ¿Cómo lo hago?

Bien, en primer lugar y dando por hecho que ya tienes acceso Root en tu terminal y que estás familiarizado con el uso del recovery (Si no, puede que debas de echar un vistazo antes el resto de artículos de esta serie), lo primero que debemos de hacer es buscar un kernel compatible con nuestro terminal concreto y flashearlo en el recovery, habiendo leído antes todas las indicaciones que encontrarás en su hilo de descarga y siguiendo las instrucciones al pie de la letra. Recuerda no hacer nada sin estar completamente seguro. Puedes encontrar cientos de ellos en foros como XDA-Developers o Htcmanía.

Una vez hecho tienes dos opciones, o bien conformarte con las modificaciones que traiga este kernel predefinidas o bien liarte la manta en la cabeza y empezar a trastear. Para ello existen cientos de aplicaciones en Google Play que nos permiten realizar las distintas modificaciones, como Set CPU si queremos modificar el comportamiento de nuestro procesador o Trickster MOD Kernel Settings, una herramienta de lo más completa y que nos permitirá tocar todo lo tocable. Además hoy en día muchos de los kernels más populares tienen también su propia aplicación en Google Play, con la que además de acceder a las principales configuraciones de los mismos, podremos estar al tanto de las nuevas versiones que se vayan publicando, lo que los hace una de las mejores alternativas posibles.

Set Cpu Franco Kernel Updater Trinity Kernel Toolbox Trickster MOD
setcpu FK Trynity Trickster

¿Realmente lo necesito?

Esa es una de las preguntas que más oímos en los distintos foros especializados cuando se abren hilos sobre distintos kernels y, en la mayor parte de los casos, la respuesta es no. Por regla general, el hecho de ser Root e incluso el de instalar distintas Roms cocinadas no hace que sea necesario flashear kernels cocinados, pues cada rom, cocinada o no, ya incorpora un Kernel, modificado o no. De lo contrario, sería imposible hacer funcionar el dispositivo. Incluso muchas Roms cocinadas incorporan tambien kernels modificados en los que dichas mejoras ya están configuradas, de manera que nosotros solo nos tengamos que preocupar de disfrutar de ellas.

Bien es cierto que hay terminales, como ocurre con algunos modelos de Samsung, que requieren la instalación de un kernel determinado para poder lograr acceso root en el teléfono. Sin embargo, además de que eso son características propias de cada terminal y que se detallan en los correspondientes tutoriales, una vez que lo hemos hecho y tenemos acceso root, el proceso suele ser igual que en el resto de terminales, simplemente flashear en el recovery.

Sin embargo y como ya hemos comentado, son pocos los momentos en los que el cambio de kernel será una necesidad, sino más bien una opción que está ahí y que nunca está de más tener en cuenta. Total, ¿Por qué conformarnos con un 80% cuando podemos sacar el 120% del jugo de nuestro terminal?




Enlace de la noticia: Aquí

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *