Tres de iPad y una corazones




Ipad2 vs ipad3

Ya ha salido el nuevo iPad y dos cosas han empezado: la carrera de los number one fans para comprarlo y la polémica sobre qué aporta (y que no). Para los aficionados, los amantes incondicionales de Apple, los fashion victims y los que en general tienen que tenerlo, no hace falta comentar nada. Ellos saben lo que es bueno.

¿Pero y los demás? Bueno, para los demás estoy yo valorando esto del iPad recién salido al mercado. Lo primero es lo primero y lo más fácil: la pantalla.

Menudo cambio y lo digo en serio, porque las cosas como son, cuando es a mejor, es a mejor. La tecnología Retina proporciona una nadería, 3.100.000 de píxeles o lo que es lo mismo, como un millón más que un televisor HD y la diferencia se nota. Tanto que hasta yo, que soy bastante escéptico, tengo que decir basta con un primer vistazo para exclamar un oohhh de satisfacción. Y es que seamos claros, los smartphones, las tablets, los televisores, las consolas, todas tienen un punto en común: la resolución que pueden generar. Estamos en un momento sociotecnológico en el que la visión es de suma importancia, todo se basa en ver bien, nítido y brillante. Así que sí, este iPad nos aporta un pantallazo que es como una absolución papal en cuaresma: borrón y cuenta nueva.

Ahora bien, ¿es suficiente? Yo diría que, de momento, no. Sin embargo, para seguir con la pantalla hay que decir dos cosas más en su favor, primero que el chip A5X proporciona la misma velocidad con tanto gráfico de más como con el iPad2. Es decir, que tengo más resolución pero todo se mueve a la misma velocidad, lo que es de agradecer. Y la segunda es un poco más de lo mismo, en sentido literal: la batería dura lo mismo con este pedazo de pantalla Retina que con la del iPad2, unas cuatro veces inferior.

Pero ya vais pillando por donde voy: tengo una mejora por dos igualdades. Cierto, técnicamente ambas son una mejora, pero como usuario, lo veo todo igual. Ni me dan más velocidad, ni me dan más autonomía. Vamos a ver si encontramos otras mejoras relevantes.

La cámara iSight. Qué bonita, no en serio, es una maravilla. 5 megapíxeles, brillantes y coloridos, para nuestras fotos. Y si somos aficionados al movimiento, ¡toma vídeo a 1080p HD! Y la verdad es que la lente, por pequeña que sea, merece un reconocimiento. Apple ha cuidado muy mucho la óptica, con una lente de cinco elementos y una apertura focal de 2,4. Todo eso, unido a enfoque automático, reconocimiento de hasta 10 caras en una misma toma y el filtro infrarrojo, hacen de la iSight una tecnología incorporada para chuparse los dedos.

Además, dispone de conexión a redes de datos de última generación así que los afortunados que tengan estas a disposición, podrán conectarse a HSPA, HSPA+ y DC-HSDPA. Le sumamos las cientos de miles de aplicaciones disponibles y demás cositas y la verdad es que tenemos la tablet más avanzada, útil y generosa del mercado. ¿El precio? Es Apple, qué pretendes.

Ahora vamos a ver las conclusiones. La verdad es que suelo ser bastante cauto con estas novedades, porque generalmente están entre el maquillaje y lo justo para darte razones para comprar. En este caso, la pantalla de por sí es un aliciente importante, pero si tienes un iPad2 no creo que te interese y lo digo en serio. A menos que tengas algo concreto que hacer, no es suficiente. La cámara tampoco lo es y es una cuestión de ser prácticos: el iPad no es una cámara, hace de cámara. Y lo hace muy bien, no lo duden, pero al final la gente va a tirar de móvil para casi todo y de cámara para lo que le interesa de verdad. El híbrido del híbrido me parece poca excusa, al menos de momento. Si no tienes un tablet y quieres una, esta es la tuya (si tienes algo de dinero que gastar), la fluidez de movimiento, la resolución y el resto de ventajas hablan por sí sola, si te lo puedes permitir y no eres anti-Apple, vete a por un iPad.

Ahora bien, mi crítica es la que viene acompañándome desde hace tiempo: no es suficiente y nunca lo será. Las empresas de tecnología nos proporcionan a bombo y platillo nuevos equipos cada dos o tres años, como si fueran el top de la tecnología. Pero bien, visto, van añadiendo poco a poco cosillas, puliendo por aquí, regalando por allá y demostrando generosidad, cuando se trata de bien medidos gestos de marketing.

¿Que es esta es la nueva generación del iPad? Ni hablar, es un iPad mejorado, pero el mismo de siempre. En pocos años, te doy tres iPads y venga comprar, de forma que con la tecnología que tengo a disposición hoy en día, tengo para dos modelos más y cinco años de ingresos. Pero claro, nadie haría la locura de sacar al mercado la tecnología del futuro hoy, aunque la tuviera a disposición, porque es mucho más rentable sacarla poco a poco, por pasitos. Y a cada pasito, abre la cartera.

Para que quede claro: si te gustan los iPad tanto que duermes pensando en ellos, este artículo no es para ti. Si tienes un iPad2 y algo de cabeza, espérate un tiempo antes de comprar nada nuevo. Si no tienes nada y te mueres por un tablet, no esperes más, este es un momento tan bueno como mañana. Por que ya sabes, el mañana llega despacio y por fascículos…

Vídeos: Cámara y Speed test por iTopReviews/Comparativa pantalla por iTweak.tv




Enlace de la noticia: Aquí
Tags:

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *