Samsung presenta el Galaxy S5




Samsung-unpacked-5Este año el Mobile World Congress tenía un sabor especial, pues tras varios años de ausencia, Samsung volvía a hacer una presentación importante dentro del evento más grande de la telefonía. Y cuando hablamos de presentación importante, hablamos realmente de la más importante, de la de su verdadero buque insignia para este año 2014, el nuevo Samsung Galaxy S5. Para Samsung también era un momento importante y por esa razón no ha querido escatimar medios ni dejar nada al azar, organizando un evento a la altura de lo que es un verdadero Samsung Unpacked: Un poder de convocatoria único, un recinto amplio, orquesta en directo y todos los elementos necesarios para asegurarnos un evento que diera que hablar. Sobra decir que con estos ingredientes de por medio, no íbamos a ser nosotros los que nos lo fuéramos a perder, así que hemos puesto rumbo a Barcelona para contaros todo lo necesario del pez gordo de los Coreanos de Samsung para este año, el Samsung Galaxy S5.

Antes de empezar y de crear falsas esperanzas, debemos avisar que este terminal, al igual que está ocurriendo con los lanzamientos a los que estamos asistiendo últimamente, no va a gozar de grandes innovaciones o del efecto WOW que solían despertar las grandes presentaciones pocos años atrás. De un lado, el hardware de los teléfonos móviles ha llegado a un techo que ni es fácil de superar, ni merece la pena hacerlo con el ecosistema de software del que gozamos en estos momentos. De otro lado, la tendencia cada vez más continuista que ha adoptado Samsung en los últimos años tampoco ayuda mucho. Por tanto, el mejor resumen que se podría hacer es que nos encontramos ante una continuación del Samsung Galaxy S4. Por supuesto esto no significa que estemos ante un terminal de baja calidad o incapaz de luchar en el estrato más alto del mercado, todo lo contrario. Sin embargo, basta con observar el diseño del terminal para darnos cuenta que, al menos por fuera, encontramos pocos cambios más allá del aspecto rugoso y perforado que le han dado a la parte trasera. Por lo demás, mismos materiales con absoluto protagonismo del plástico, dimensiones de 142.0 x 72.5 x 8.1mm con 145Gr de peso (superando ligeramente los 136.6 x 69.8 x 7.9 mm y los 130Gr de peso de su antecesor), una pantalla que crece tan solo 0,1 pulgadas para situarse en las 5,1″ mientras conserva su resolución FullHD de 1920×1080, así como una batería que crece ligeramente hasta los 2800mAh, a tan solo 200mAh del Samsung Galaxy S4 y en nuestra opinión, tal vez demasiado escasa.

   

Sin embargo este nuevo Galaxy 5 no es tampoco un calco de su predecesor. En primer lugar, encontramos cambios leves como el de su procesador, Quad Core a 2,5Ghz de velocidad junto a 2Gb de memoria RAM, junto al incremento en su cámara principal, la cual no solo pasa de los 13Mpx hasta los 16Mpx, además de añadir la posibilidad de grabar vídeos a resolución UHD o 4K, característica poco importante dada la poca penetración de televisiones 4K en este momento, pero que ayuda a llenar la hoja de especificaciones. Junto a estos, nos encontramos un par de novedades con algo más de utilidad práctica. En primer lugar, Samsung ha decidido seguir por el camino iniciado por Sony en su gama Xperia Z y dotar al Samsung Galaxy S5 de certificación IP67, haciéndolo con esto resistente al agua y al polvo. Por otro lado y tal y como venían apuntando los rumores, han decidido incorporar un lector de huellas dactilares, el cual nos permitirá tanto activar su private mode, protegiendo nuestros archivos como fotos o vídeos de los ojos de los curiosos o incluso realizar pagos móviles autenticando estos mediante nuestra huella dactilar.

Por supuesto, no faltarán en el Samsung Galaxy S5 características de Software como el ya citado Private Mode, un nuevo sistema de ahorro de batería, así como las suites de aplicaciones propias de Samsung e incluidas en otros terminales de la gama Galaxy. De la misma manera, contaremos con opciones de conectividad imprescindibles en todo smartphone de alta gama que se precie, como la conectividad 4G, Wifi a/b, NFC, USB 3.0 o incluso puerto de infrarrojos, cerrando una hoja de características que incluye versiones de 16 y 32 Gb de memoria interna, ampliables con tarjetas microSD de hasta 64Gb, cámara frontal de 2Mpx y, como no podía ser de otra manera, Android 4.4 en su interior.

En cuanto a su disponibilidad, nos hemos quedado con ganas de conocer sus precios, así como de saber si existirá también una versión Octa-Core al igual que con el Samsung Galaxy S4. Sin embargo si nos han adelantado que el primer lanzamiento global tendrá lugar muy pronto, el día 11 de abril en una serie de mercados seleccionados en el que esperamos que esté España y al que se irán uniendo progresivamente otros mercados de menor importancia para Samsung.

Resumiendo, vemos unas características que, pese a situar al Samsung Galaxy S5 en lo más alto del mercado, estando seguros de que volverá a ser uno de los mejores smartphones del año, nos siguen dejando con una sensación fría que nos dice que en este mercado, al menos en el sector del hardware, parece estar todo inventado y ser cada vez más necesario que alguien busque nuevas maneras de innovar o al menos, de buscar nuevas formas de sorprender al usuario. ¿Qué opinas tú? ¿Qué te parece el nuevo Samsung Galaxy S5? ¿Cómo podrían los fabricantes empezar a diferenciarse más allá del hardware?




Enlace de la noticia: Aquí
Tags:

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *