Munch Time, otra joya de los juegos casuales




Munch-Time

Hoy llegamos con otro gran juego que de seguro que hará las delicias de los amantes del juego casual. Otra joya capaz de ayudarnos a pasar el rato en la sala de espera del dentista o a engancharnos durante horas y horas. ¿Lo quieres?, Lo tienes

El hecho de que los mini ordenadores que cada vez más de nosotros llevamos en el bolsillo nos permitan utilizar juegos más propios de una consola portátil que de un teléfono móvil no han quitado ni un ápice de terreno al juego casual de toda la vida, aquel al que recurrimos para ocupar los cinco minutos de espera en la parada de autobús pero que al final nos acaban enganchando todo el camino. La mítica serpiente de antaño dio paso a grandes clásicos como Angry Birds o Cut the rope. Por ese mismo camino seguimos hoy para presentarte Munch Time, otra joya del juego casual capaz de hacerse el dueño de todas tus horas muertas y de algunas de las vivas.

En Munch Time encontraremos un colorido mundo que se apoya en un mecanismo de juego que casi se ha convertido en un estándar en el género. Niveles cortos , tres estrellas a recoger por el camino y un sistema de puntuación que va entre 0 y 3 estrellas dependiendo del tiempo que hemos tardado, las estrellas que hemos recogido en el nivel y poco más. Y bajo este mecanismo de juego se encuentra nuestro objetivo, que no será otro que guiar a nuestro simpático camaleón hasta su comida, para lo que deberemos usar su larga lengua para hacer uso de las distintas florecillas que nos encontraremos en el camino y por supuesto, intentar recoger las tres estrellas que encontraremos por el camino a lo largo de los 84 niveles de los que consta el juego. Dicho así puede resultar demasiado sencillo, pero cuidado con confiarse porque la dificultad del juego va creciendo según nos vamos aventurando por los distintos niveles, encontrando escenarios cada vez más complicados, distintas flores con funciones de lo más variopintas o incluso teniendo que cambiar de color para elegir a cual de las flores disponibles nos queremos agarrar (Ojo con la estrategia, muchas de ellas no se pueden usar más de una vez). Desde simples margaritas en las que balancearnos o remolinos que nos harán flotar durante unos segundos, hasta otras que nos impulsarán como si de una bola de cañón se tratase. Esto, unido a los distintos obstáculos que nos iremos encontrando, consigue que la dificultad del juego vaya aumentando progresivamente y nos asegura que cada nivel sea un nuevo reto.

Munch-time2

Además desde Gamistry no han querido descuidar tampoco el aspecto audiovisual, creando un universo lleno de colores vivos y repleto de detalles, articulando él mismo en cuatro escenarios distintos y perfectamente fáciles de diferenciar entre si, para acompañar todo esto de una banda sonora de lo más sencilla y pegadiza, de esas que gustan pero no distraen de lo más importante, nuestro camaleón y su almuerzo. Si queréis comprobar todo esto que os contamos por vosotros mismos, simplemente necesitáis un dispositivo basado en iOS o Android. Teniendo esto solo tenemos que elegir cual de las distintas versiones queremos instalar. Por un lado tendremos en ambos casos una versión Lite gratuita que nos dará acceso a los 12 primeros niveles del juego. Pero si estáis realmente convencidos, podéis ir directamente a por las versiones full para Android e iOS que tenéis disponibles por tan solo 0,79€ y 0,89€ respectivamente. Tranquilos, las amortizaréis rápidamente.

Munch Time Lite Android Munch Time Android Munch Time Lite iOS Munch Time iOS
Disponible Google Play Disponible Google Play appstorebadge appstorebadge

{module [323]}




Enlace de la noticia: Aquí
Tags:,

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *