iPlay VI – Tres al gusto




iPlay

Esta semana vamos a ver cosas muy diferentes. Y es que estoy convencido de que en la variedad está el gusto. Así que hay de todo: un puzle, un juego de palabras y un shooter. Ah y un pequeño bonus…

Dicen que más vale tarde que nunca. Por eso, ya que ayer no pudimos ofrecerte nuestro iPlay quincenal, aprovechamos para ofrecéroslo hoy e intentar con ello animaros un poco el lunes, que nunca viene mal. Así que si este es uno de esos lunes que se hacen cuesta arriba, aquí te traemos una buena recopilación de juegos para inclinarlo un poco y hacerlo más llevadero. Arranca nuestro iPlay!!

Meon

Si conseguimos por un momento mantener la seriedad ante tan poco acertada elección del nombre en un entorno castellano parlante, el juego es muy gracioso. No es difícil, puesto que le falta el aliciente del tiempo límite (o cuándo menos medido), pero es cierto que eso reduce el estrés, lo que a menudo es de agradecer. Se trata de un puzle con un limitado número de artilugios utilizables y una complejidad media, que empieza a ser un desafío importante solo en niveles superiores. Pero aún así, es entretenido, colorido y bastante más original que lo de siempre. Además, tiene un toque retro en el estilo, basado en los neones (de aquí el nombre) y las luces de colores, dentro de un laberinto que nos recuerda al PacMan y juegos parecidos.

Lo que hay que hacer es mover a una especie de bombillas con ojos, que lanzan un rayo luminoso blanco y que éste coincida con unos receptores que, cuando son alcanzados por dicho rayo, se ponen la mar de contentos. Pero atención, el laberinto es sinuoso y lleno de obstáculos, por lo que hay que sabiamente utilizar espejos y duplicadores de haces. Además, los receptores no siempre aceptan el blanco, sino que son de otros colores. Y Si el haz que los alcanza no es del color adecuado ¡se ponen a llorar! Para hacerlos felices, hay que primero colorear el dichoso rayo con unos prismas o cubitos que se interponen para obtener el tono adecuado.
Hay un sistema para comprar pistas, que nos ayudarán a avanzar en los puzles. No obstante, el hecho de no tener que hacerlo en un tiempo determinado, ni con el estrés de hacerlo más rápido que antes, ni de comernos cierto número de estrellitas u otros alicientes similares, lo hace relativamente sencillo. Es un juego de paciencia, para tomarse con calma, mover piezas y pasarlo bien con los soniditos años ochenta que a veces resultan un poco chirriantes. NO hay duda, es para pasárselo bien y completarlo cuando estemos inspirados.

appstorebadge

Word Ring

Y he aquí lo contrario del anterior. Este es estrés puro, adrenalina, rapidez de dedos, buen ojo y mente aguda. El juego tiene un toque de misterio y aventura a lo Indiana Jones, aunque no tiene nada que ver con eso. Se trata de un anillo de letras al azar, que se puede girar con los dedos para ver todas sus facetas, sobre el cual van poco a poco cayendo otras letras, a una velocidad cada vez más endiablada. Tiene algo de Tetris, puesto que cuando se alcanza el máximo vertical, el juego se acaba por exceso de piezas. Pero el astuto diseñador ha cogido el conocido juego soviético (sí, aún se llamaba URSS cuando salió) y lo ha unido al mítico Scrabble, que puede que algunos conozcan ahora por su versión telefónica, el Apalabrados.

El anillo debe deshacerse, letra a letra, para que se mantenga bajo y no alcance la altura máxima. ¿Cómo? Escribiendo palabras y sacando así las letras individuales, pero obviamente las palabras deben ser correctas y cuánto más largas mejor, pues eliminaremos más letras de una sola tajada. Podemos elegir entre seis idiomas (inglés, español, francés, italiano, holandés y alemán), lo que multiplica el desafío para aquellos que saben o están estudiando otros lenguajes. La única pega que le veo es que se trata de un juego un poco estresante y acabas haciendo palabras muy cortas y fáciles para poder seguir jugando, lo que disminuye el desafío relacionado con el conocimiento, para centrarse solo en el de la rapidez de los dedos. En todo caso, para amantes del Scrabble y del Tetris, aquí tenéis la unión que estabais esperando.

appstorebadge

Deadlock

Los shooters siempre son juegos muy apreciados, al menos por un sector muy amplio de la población jugadora. Es cierto que un móvil no es la plataforma ideal, incluso un iPad se hace difícil de manejar y sin embargo cada vez hay más versiones, temáticas y aplicaciones de este tipo, que tienen una aceptación muy grande.

Personalmente, como ya he dicho en alguna ocasión, me siento bastante torpe con los mandos de pantalla táctil, pero he de admitir que poco a poco se me hacen más llevaderos. Deadlock es un juego entrañable, con un dibujo decente aunque algo pequeño para mis gustos, un toque retro a los Metal Gear de los primeros tiempos y un surtido interesante de armas y enemigos. La IA de estos últimos es sencilla y limitada pero no por eso son menos peligrosos, lo que es de agradecer. Los entornos son quizá algo espartanos, pero a fin de cuentas, la pantalla es pequeña.

Se trata de un shooter en tercera persona, con una vista casi cenital y el muñeco que se sitúa algo lejos, lo que disminuye cierta capacidad táctica. Los enemigos se acercan mucho, con desprecio de sus propias vidas, lo que significa que se mueven continuamente alrededor y hace bastante difícil apuntar.
Se puede jugar Online u Offline y poco a poco se van ganando crédito para comprar más armas, como de costumbre. Ni es especialmente original ni aporta algún valor nuevo, pero tiene esas características de estrés y frenesí que gustan en este tipo de juegos. Además, la posibilidad de emplear diferentes tipos de combinación de armas, al estilo CoD, para los diferentes escenario le aporta ese toque táctico que nos permite hacer de cada misión una experiencia diferente.

appstorebadge

Calcopac

Bueno, sí, no es un juego. Pero me parece una idea excelente. ¿Cómo hacer de una simple calculadora algo más? Pues siguiendo la moda actual de la tecnología retro, la que nos hizo soñar en los ochenta y ponerla en la más sencilla de las aplicaciones. La calculadora no aporta absolutamente nada a la capacidad de hacer cálculos sencillos, con las cuatro operaciones básicas y de porcentaje. Pero lo bonito es ese aspecto de calculadora vieja, de esas que nos dieron tantas alegrías en nuestra lucha diaria contra la asignatura más odiada de todas (al menos para mí). Pero no solo contribuye al aspecto a hacerla entrañable, sino los sonidos. Esos sonidos estridentes, electrónicos, tan típicos del Marios Bros., del PacMan o del Space Invaders y esos números pixelados, anchotes y desgarbados.

calcopac01

Incluso podemos darle la vuelta clickando arriba y se nos ofrece la parte de atrás de una calculadora de verdad, incluyendo etiqueta manchada y ajada. También tiene un botón para cambiarle el aspecto y el tono, aunque la diferencia no es demasiado notable.

En fin. Nostalgia. De algo que nos hizo lo que somos.

appstorebadge

Y una vez más, debemos dar por finalizada esta edición de nuestro iPlay y hacerlo con los mismos deseos de siempre, que hayáis disfrutado de él, que disfrutéis con todos y cada uno de los títulos que os ofrecemos y como no, que nos dejéis algún que otro comentario por aquí para contarnos qué os han parecido.




Enlace de la noticia: Aquí

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *