Guerra de Tablets (II): Hoy Android Honeycomb




Tras el primer capítulo de nuestra serie Guerra de Tablets dedicado al próximo Windows 8 redactado por nuestro compañero Arturo García, pasaremos a analizar el que es a día de hoy rival directo de iOS, y no es otro que Android y su versión optimizada para tablets, Honeycomb.

La abeja de Google ha tardado quizá un poco más de lo deseado en llegar, y sus efectos son lentos pero va formando ese panal que se llama Honeycomb. Antes de su aterrizaje las tablets con Android no dejaban de ser un smartphone grande pero con unas posibilidades mucho más limitadas. Actualmente eso ha cambiado y cada día se van incorporando nuevas aplicaciones especialmente diseñadas para este tipo de dispositivos. Incluso ha aparecido, Tablified, una especie de market alternativo únicamente con apps específicas para Tablets. Por cierto, para quienes quieran conocer más y mejor esta propuesta, les invito a leer la entrevista que realizamos a su autor, Ayman Suleiman.

De Honeycomb, quizá este todo más que hablado, como pueda suceder en el caso de iOS, ya que llevan ya tiempo en el mercado, pero no nos vendrá mal, recordar las bondades y defectos de este sistema operativo.

Lo positivo

Multitarea

Multitaterea casi casi real y con una mejor gestión de la misma. Digo casi real porque para mí, la multitarea real sería la que ofrece Windows en su versión para ordenadores. Poder tener un montón de programas abiertos y funcionando por completo, con el único límite casi del hardware. Supongo que este tema siga mejorando como hasta ahora y cada vez se perfeccione más. Ya existen alternativas para tener dos aplicaciones en pantalla en paralelo.

Pantalla

Aprovechamiento de la pantalla táctil grande. Hasta ahora las tablets que corren Honeycomb vienen siendo de 7, 8.9 y 10 pulgadas. Con Honeycomb, los widgets tienen mucha más utilidad y no son sólo, o casi sólamente para dar información, sino que al disponer de más espacio, nos ofrecen una mayor utilidad. Con las sucesivas actualizaciones se han ido añadiendo nuevas posibilidades, ahora son reescalables si son diseñados para tal efecto, con lo que ocupan la parte de la pantalla que nosotros queramos (dentro de unos límites, se sobreentiende).

Aplicaciones Nativas

Aplicaciones las hay y las habrá para todos los gustos y de cualquier sistema operativo, pero es en las aplicaciones nativas donde primero hay que diferenciarse de la competencia. Google sacó las suyas, y la verdad es que todas, creo que sin excepción, están muy bien diseñadas y optimizadas. Nos referimos a sus buques insígnias como Google Maps, Google Navigation, Google Earth, Latitude, Gmail, Reader, Books, Music, YouTube o Google Sky Map.

Flash

Pese a la noticia de que los dispositivos con iOS podrían reproducir finalmente contenido en flash, a día de hoy, sólo Android (con permiso de Playbook) tendremos una navegación web completa, lo que para un dispositivo de estas características se me antoja IMPRESCINDIBLE.

Variedad

La principal arma con la que combate Android, y la que nunca podrá utilizar Apple, es que Android, sea en la versión que sea, siempre vendrá montado en numerosos dispositivos, con diferentes formas, tamaños y conceptos diferentes, que se adaptarán mejor a las necesidades personales de cada uno. Así nos podemos encontrar con esta visibre diferencia:

  • Apple y su iOS: iPad 1, e iPad 2, cuyas diferencias radican en el hardware y mínimamente en el diseño.
  • Otras marcas con Honeycomb: Motorola XOOM, Samsung Galaxy Tab, ASUS Eee Pad Transformer, ACER Iconia Tab, Sony P y Sony S… en hardware pueden ser bastante parejas, pero hay algunas que suponen una idea de tablet completamente diferente y que cubren necesidades que el iPad no puede cubrir, al ser una sola marca y con un modelo y su actualización.

Lo negativo:

Aplicaciones

Las aplicaciones específicas, hasta ahora que parece que empiezan a despegar, son escasas y no aprovechan ni de lejos las capacidades de hardware de estos dispositivos. Como siempre hay excepciones y tenemos aplicaciones y juegos que son verdaderas maravillas, pero en este sentido, aún le queda mucho que andar a Honeycomb. Desde Smartphonezine, no nos cansaremos de recomendar Tablified.

Marketing

Si bien es un mercado en expansión y muy reciente, la diferencia entre tablets vendidas con Honeycomb y ventas de iPads, es todavía abismal, y eso hace que el primer punto se mantenga. Si algo tienen que copiar de Apple, es su manera de vender el producto. Si en muchos aspectos Honeycomb es mejor, ¿porqué la gente ni siquiera conoce su existencia? “Tengo una tablet… ¿Oh! un iPad?” es un buen y fiel reflejo de la realidad.

Código

NO Open source. Hasta ahora las versiones de Android, habían sido liberadas y los cocineros habían hecho verdaderas maravillas con ellas, pero Google ha roto esa costumbre con esta versión y los usuarios lo hemos pagado. Yo supongo y espero que con Ice Cream Sandwich cambien las tornas, y que fuera porque Honeycomb fue sacado…por necesidad sin estar verdaderamente pulido debido al gran éxito de iPad.

En resumen, Honeycomb es un gran sistema operativo, pero todavía está en muchos aspectos, “en pañales”. Eso no quita, que a mi entender sea la mejor alternativa a la hora de comprar una tablet, ya que ofrece muchas cosas más buenas que las carencias que pueda tener respecto a otros sistemas operativos y que son solo cuestión de tiempo que se subsanen, dado el ritmo de crecimiento de Android.

En el siguiente video podréis ver en funcionamiento todo lo anteriormente comentado.

¿Qué opináis vosotros?¿Cambiarán aún más las cosas con Ice Cream Sandwich? Ten por seguro que te lo contaremos la próxima semana tras el evento Samsung Mobile Unpacked junto a Google.




Enlace de la noticia: Aquí

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *