Guerra de Tablets (I): Hoy Windows 8




Guerra de Tablets (I): Hoy Windows 8

Los mayores fabricantes de hardware y software ya tienen todas sus armas listas para la guerra que comienza, Apple tomó la delantera con el lanzamiento del iPad pero Windows y Android se han lanzado detrás a una velocidad espectacular ¿Quién ganará esta guerra? Hoy os traemos todo sobre Windows 8.

 

Tras el lanzamiento del iPad el resto de fabricantes tardó en responder, en un primer momento hasta rechazaron la idea frontalmente, pero tras el éxito de ventas obtenido por el Tablet de Apple, tuvieron que retractarse y comenzar a diseñar tablets. Tras casi dos años desde el lanzamiento del iPad es ahora cuando los dos principales rivales de Apple, Microsoft y Android, tienen sus sistemas operativos lo bastante maduros y listos como para competir contra los de Cupertino. Y justamente por eso hemos preparado estos tres artículos con los que intentaremos mostraros en qué momento se encuentra cada SO, cuáles son sus fortalezas y debilidades y por último los mejores tablets de cada SO. Arrancamos.

Para empezar esta “Guerra de Tablets” hemos decidido comenzar por el último en llegar a la contienda, Windows  8. Si por algo se ha caracterizado esta compañía en los últimos tiempos es por el cambio de camino que ha tomado desde el desastre de Windows Vista. Tras el aluvión de críticas recibidas tenían que hacer algo para evitar perder a todos sus clientes, y vaya si lo hicieron, desarrollaron una interfaz que nada tenía que ver con la competencia, partiendo desde cero, con una gran fluidez y pensando en nuevos conceptos como la afamada interfaz Metro de WP7 Mobile. Consiguieron un SO para PC donde todos los usuarios estaban contentos y finalmente han dado otro salto de calidad más hasta llegar a W8, un sistema capaz de funcionar en tablets y en sobremesas, con todo perfectamente unificado y sin dejar de ser un PC.

Un problema recurrente en el los tablets de iOS y de Android es que en muchas ocasiones hay ciertos trabajos que directamente no se pueden realizar, como por ejemplo manejar este editor. Sin embargo desde Microsoft han querido que nos olvidemos de estos inconvenientes y a pesar de tener una tableta con una interfaz diseñada expresamente para los controles táctiles, no tendremos ninguna pérdida de funcionalidad al pasar desde el sobremesa a la tablet, algo que posiblemente se agradezca en los ambientes más profesionales, aunque esto requiera sacrificar algunas cosas, como puede ser la autonomía o el peso.

En este caso el tablet utilizado es el que Samsung ha creado para los desarrolladores y dispone un Intel Core i5 con 4GB de RAM moviendo una pantalla de 11.6″ a una resolución de 1366×768. Aquí os dejo un vídeo para que veáis tanto el tablet como a Windows 8 en movimiento:

En el nuevo sistema Microsoft no quiere renunciar a nada, por ello casi todo lo que utilizamos en nuestro PC será compatible y gracias al SO unificado muchos de los programas habituales en Windows tendrán su widget en la interfaz metro, para ello nuestro tablet deberá de contar con un Hardware, por lo visto hasta ahora, bastante potente. Otras de las ventajas de no renunciar a su pasado es que el uso de ratón y teclado externo serán realmente cómodos y funcionales, así como una curva de aprendizaje muy baja, ya que el usuario podrá ir pasando gradualmente desde el antiguo “desktop” hasta la nueva interfaz metro.

Así el usuario se encontrará con esta renovada interfaz, que permite un uso muy rápido de todas nuestras aplicaciones a la vez que nos da mucha información sin necesidad de ir abriendo una por una, si la adaptación de todo el sistema a las capacidades táctiles de la pantalla fuera poco, también se han añadido controles gestuales que se utilizan desde el marco del tablet para cambiar entre aplicaciones o sacar los ajustes.

El funcionamiento hasta donde nos han enseñado, hay que decir que con un Hardware muy potente, es realmente fluido y la velocidad es espectacular, por otra parte también hemos visto el uso de la multitarea real, gracias al uso de la pantalla partida de una manera muy cómoda e intuitiva.

Todas estas ventajosas funcionalidades también tienen su parte negativa, y donde principalmente residen las dudas sobre Windows 8 es en el Hardware necesario para mover un SO como éste y sobre la autonomía que será capaz de alcanzar un equipo de tales características (estos prototipos de Samsung a veces necesitan activar un ventilador). A pesar del soporte para chips ARM como el Tegra 2, un servidor piensa que habrá que esperar al inminente Kal-El para poder ver un ARM en un tablet de Windows.

La interfaz metro, a pesar de estar realmente bien diseñada, no es tan intuitiva como la de iOS y no permite tantas modificaciones como las que se pueden realizar con Android Honeycomb, así que se queda a medio camino entre ambos mundos.

También hay que tener en cuenta el hecho de que Windows 8 es, de entre los tres SO analizados, el que se encuentra en un estado de desarrollo menor, por eso algunas de sus funcionalidades quizás no estén tan afinadas como en el resto, y habrá que esperar a ver cual es su estado real y cuáles son sus requisitos mínimos, pero con una gran compañía como Windows detrás y con todo el esfuerzo que se está poniendo en este sistema operativo, creo que podemos tener algunas de nuestras esperanzas puestas en él. Y vosotros, ¿Tenéis las mismas esperanzas en el nuevo proyecto de Microsoft?,¿ Creéis que lograrán hacerse un hueco en un mercado tan competitivo?

{loadposition mega-adv1}

 




Enlace de la noticia: Aquí

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *