Glosario Root, breve guía para adentrarse




Glosario Root, breve guía para adentrarse

Si tienes un móvil Android es casí seguro que alguna vez, trasteando por algún foro hayas leído cosas como imprescindible ser Root, entrar al recovery u otras expresiones por el estilo que te hayan dejado algo pez. Hoy en smartphonezine te traemos un pequeño diccionario para que esto nunca vuelva a pasarte, ocupe su pupitre que empieza la lección.

Aunque Android, como sistema operativo en sí es una gran opción, tiene una gran ventaja frente a sus competidores. Esta ventaja reside ni más ni menos que en su plataforma de desarrollo y en toda la comunidad que hay detrás permitiendo que podamos darle una vuelta de tuerca y exprimirle todo su jugo. Hoy te traemos un pequeño diccionario con conceptos básicos para que no te vuelvas a sentir fuera de lugar al navegar en tu foro Android preferido. Ahí vamos.

Root

El concepto de usuario root proviene de Linux, sistema operativo en el que de algún modo está basado Android. Para que nos entendamos, sería el equivalente en Windows a una cuenta de administrador. Nuestro terminal tiene una serie de carpetas que vienen restringidas por nuestra seguridad, pues modificarlas sin saber lo que hacemos podría traernos consecuencias algo desagradables. Para poder acceder a esta parte de nuestro sistema operativo necesitamos permisos de super-usuario y eso es principalmente a lo que accedemos cuando ‘’rooteamos’’ nuestro Smartphone, convirtiéndonos así en usuarios Root.

Para que nos sirve: Tener acceso root nos abre un horizonte de posibilidades tremendo, desde aquí vamos a intentar describir algunas de las más usadas:

  • Nandroid Backup: La más práctica con diferencia. Este proceso, para el que es completamente indispensable ser Root, nos permite crear una copia de seguridad de todo nuestro teléfono. Y aquí todo es TODO. Dicha copia de seguridad no solo memoriza las aplicaciones que tuviéramos instaladas, sino que recuerda hasta el más mínimo detalle, la posición de cada uno de los iconos y widgets de nuestro escritorio, nuestros contactos, nuestras configuraciones así como las configuraciones particulares de cada aplicación… Es decir, podremos crear uno, cambiar todas las veces que queramos de rom y, cuando decidamos restaurarla de nuevo, encontraremos nuestro sistema tal y como lo habíamos dejado en su día.
  • Desinstalar las muchas veces molestas aplicaciones que o bien el fabricante o bien el operador instalan de serie. En algunos casos estas aplicaciones únicamente estorban, pero si tenemos un terminal de gama media, normalmente escasos de memoria interna, pueden suponer un verdadero problema, pues ocupan un espacio de almacenamiento que tarde o temprano comenzará a menguar.
  • Usar aplicaciones Root: Posiblemente te habrá pasado más de una vez el que, tras descargar una aplicación del Android Market, te dice que no ha podido acceder a los permisos de super usuario. Efectivamente, hay un gran número de aplicaciones, algunas realmente prácticas, que requieren de un terminal rooteado para funcionar. Entre ellas podríamos citar optimizadores de memoria, copias de seguridad, limpiadores de caché y una extensa lista a la que podremos acceder tras tomar el control total de nuestro Smartphone.
  • En línea con el punto anterior, la memoria interna, ser usuario root nos dará la posibilidades de acceder a un gran número de scripts o parches que permiten asignar parte de la memoria de nuestra tarjeta microSD como si de memoria interna se tratase, mejorando de forma más que considerable la cantidad de almacenamiento disponible para instalar aplicaciones. Dichos Scripts van desde simplemente poder pasar algunas aplicaciones a nuestra MicroSd, hasta llegar a “prestar” hasta 1Gb de nuestra tarjeta a nuestra memoria interna. Tan solo imaginaros vuestro HTC Wildfire con una memoria interna de 1Gb. No obstante, en la siguiente entrega analizaremos cada uno más en profundidad.
  • Recovery: Generalmente lo activamos con una combinación de teclas al encender el teléfono. Esun programa que permite cargar Roms y todo lo que podamos necesitar para hacerlo. Como por ejemplo realizar copias de seguridad, el anteriormente comentado Nandroid Backup, o hacer los
  • wipes pertinentes(son los formateos de memorias necesarios para que una Rom no tenga problemas de compatibilidad con la anteriormente instalada, generalmente serán Wipe Data y wipe Cache).
  • Download: Es otro modo de arranque del teléfono, generalmente se usa cuando cargamos las Roms mediante la aplicación utilizada en el SAT de la compañía o cuando tenemos algún problema o incompatibilidad que no somos capaces de solucionar desde otro sitio, y que generalmente conlleva empezar de cero.
  • Instalar Custom Roms, así son denominadas aquellas que son personalizadas o cocinadas. Seguramente esta es la razón principal por la que la mayoría hacemos
  • esto. Las Roms cocinadas nos permiten no solo cambiar de versión Android tantas veces como queramos o acceder a las actualizaciones de forma casi instantánea, si no que nos aportan mejoras de muchos tipos.

 

Estas son a priori unas de las posibilidades que más usaremos siendo permisos root, pero hay muchas más, como la de cambiar la animación de inicio o calibrar la batería.

Roms Cocinadas

Las Roms, posiblemente una de las claves que han ayudado a que Android esté ahora mismo donde esté. Una Rom es, a groso modo, una versión modificada de Android. Se llaman cocinadas porque, a excepción de casos como el de CyanogenMod o el del equipo de Miui, que diseñan sus roms desde 0, la gran mayoría de roms parten o bien de una versión oficial o bien de una de las anteriores (CyanogenMod o Miui) y realizan modificaciones que van desde simples cambios gráficos o de tematización, hasta magníficas mejoras en la gestión de la batería, memoria y rendimiento en general. Su instalación suele ser sencilla y su variedad, impresionante. Si no, basta con dar un paseo por foros como Htcmanía o Xda-developers.

Estas roms conllevan unos beneficios entre los que encontramos:

  • Actualizaciones instantáneas: Como casi todos sabemos, Google publica el código de cada una de sus versiones cada vez que libera una actualización. Eso permite que a los pocos días de dicha liberación, tengamos disponibles una gran variedad de roms basadas en dicha versión. Además, no tendremos que hacer virguerías ni instalar Roms especialmente modificadas, puesto que siempre encontraremos roms de stock, por decirlo de alguna manera, donde lo único que se hace es adaptar la nueva versión al terminal.
  • Personalización: Con touchwiz o sin él, móvil con sense o Android puro (AOSP)…  Uno de los principales motivos por los que la gente cambia de Rom es por hacer su terminal algo más suyo. Poder eliminar las capas de personalización de los fabricantes, cambiar los iconos, las transiciones, animaciones de inicio, el estilo de la barra de notificaciones y los menús… Las posibilidades son casi infinitas y los cocineros lo aprovechan, imprimiendo su sello a cada una de sus roms. Además, la variedad de roms distintas que podemos encontrar conseguirán que nunca te aburras del aspecto de tu móvil.
  • Rendimiento: Esta es la razón principal que nos debería motivar para dar el salto al mundo de las Roms cocinadas. Es cierto que no hace falta ser root para poder personalizar nuestro Smartphone. En ese sentido, Android nos ofrece un abanico interminable en cuanto a tematización y personalización gracias al enorme catálogo de launchers disponibles en el Android Market. Sin embargo, una rom no es un simple launcher y los cocineros lo saben. Cada Rom tiene unas características de rendimiento distintas y dependiendo de las mejoras que cada autor decida implementar en sus roms, tendremos acceso a unos consumos de batería o una fluidez y respuesta desconocida para el usuario de a pié.

Igual que en el punto anterior, esto no es todo lo que obtendremos de una rom cocinada ni mucho menos. Algunas como Miui rediseñan totalmente la interfaz de usuario, otras añaden nuevas opciones al menú… como ya dije, las posibilidades son infinitas.

Kernel

Como ya hemos mencionado, Android es un sistema operativo basado en Linux. El kernel es el archivo/conjunto de archivos más importante de ambos sistemas. Para que nos entendamos, el kernel es lo primero que se carga cuando le damos al ON en nuestro Android, comprobando que todos los controladores de Hardware estén donde tienen que estar y dando paso al sistema operativo en sí. Para que podamos entender la importancia que tiene el kernel en nuestro Smartphone, usaré un simil. El kernel es un guardia de seguridad que se coloca en la puerta de nuestro procesador. Su función es decidir que partes de nuestro móvil tienen acceso a dicho procesador y a la memoria ram, cuanto uso hacen de estos y durante cuánto tiempo. Siendo así, de la configuración del kernel dependerán tanto el gasto de batería como la respuesta y la fluidez de nuestro móvil. Existen kernels que sacrifican algo de consumo a cambio de darnos una velocidad realmente brutal, otros que sacrifican algo de esa respuesta para optimizar el consumo y otros que únicamente intentan encontrar el equilibrio entre ambas con una buena estabilidad.

Si somos usuarios más avanzados, además podremos variar la velocidad de reloj de nuestro procesador, haciéndolo trabajar más rápido o más despacio según nuestras necesidades. Pero ese es un tema que trataremos en posteriores entregas.

{loadposition mega-adv1}




Enlace de la noticia: Aquí
Tags:

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *