Cómo utilizar el flash de nuestro smartphone correctamente




Seguramente pensabais que con tener una cámara acompañada de un móvil de gama alta os daría garantías de cazar las mejores fotos, pero no, no sólo importa la cámara, sino la habilidad del fotógrafo. Para tratar de daros una serie de sugerencias que os ayuden a obtener mejores resultados, vamos a mostraros un pequeño tutorial de cómo utilizar el flash de nuestro smartphone correctamente.

Cómo utilizar el flash de nuestro smartphone correctamente

Tenemos que entender desde un primer momento que el flash es luz artificial y nunca podrá reemplazar la luz ambiental que nos ofrece nuestro querido astro Sol. Los fotógrafos definen el flash como una fuente de luz artificial y temporal que ayuda a conseguir las condiciones de iluminación idóneas, para que la cámara sea capaz de reproducir con la mayor exactitud lo que queremos fotografiar.

El flash es esa pequeña luz que encontramos justo al lado de la cámara y que seguramente más de uno ya le ha dado el uso de “linterna” durante alguna jornada nocturna. Al estar el flash integrado en el propio cuerpo del dispositivo, no tenemos la posibilidad de orientarlo, por lo que la dirección que iluminará dependerá de la orientación del cuerpo del móvil.

Cómo utilizar el flash de nuestro smartphone correctamente.

Lo primero que tenemos que conocer es los modos de flash que nos ofrece nuestra aplicación de cámara. Generalmente nos ofrecen tres modos diferentes:

  • Flash automático: la aplicación integra un sistema “inteligente” que decide si es necesario el uso de flash o no.
  • Flash apagado: mantiene el flash siempre desactivado sean cuales sean las condiciones de iluminación.
  • Flash encendido: siempre que saquemos una fotografía, se disparará el flash.

Lo primero que tenemos que aprender es a desactivar el modo de flash automático y activarlo o desactivarlo en función de las necesidades. Nunca debemos usar el flash para fotografías algo que está lejos y que obviamente el flash no puede iluminar, por ejemplo un paisaje.

cámara flash

Otras situaciones en las que no debemos usar el flash son:

  • Cuando saquemos una fotografía a algún objeto dentro de un cristal o contra un espejo, ya que ocasionará reflejos.
  • Cuando esté prohibido, por ejemplo en algunos museos o en zoos.
  • Cuando podemos conseguir una iluminación correcta con la iluminación del entorno.

El flash es de uso obligatorio en las siguientes situaciones:

  • Cuando no hay ninguna fuente de luz y la fotografía sale totalmente oscura.
  • Cuando aparece en la foto alguna sombra que no nos permite ver con claridad la fotografía.



Enlace de la noticia: Aquí
Tags:

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *