Cómo saber si te están robando la WiFi desde Android




Seguro que más de alguna vez ha despertado en ti la duda de si alguien podría estar aprovechándose de tu conexión WiFi por la cara. En el tutorial de hoy, vamos a hablar sobre cómo saber si te están robando la WiFi desde Android y además daremos unos consejos útiles para mantener nuestro WiFi protegido.

Cómo saber si te están robando la WiFi desde Android

No lo vamos a llamar paranoia, ya que pensar que están usando nuestro WiFi sin autorización es una duda muy común y que nos asalta generalmente cuando vemos que nuestra conexión hace cosas raras (cortes sin explicación, reinicios inexplicables, etc).

Cómo saber si te están robando la WiFi desde Android.

Lo curioso del este método es que lo podemos realizar directamente desde nuestro dispositivo móvil, eso sí, tendremos que tener el smartphone o tableta conectado a la red WiFi que creemos que nos están robando.

Los síntomas habituales cuando nos roban la conexión WiFi son: velocidad baja, las páginas web cargan muy despacio, hay cortes en la conexión, el router muestra actividad aun con todos nuestros dispositivos apagados, etc.

En primer lugar instalaremos en nuestro dispositivo Android la aplicación Fing – Network Tools, que como su nombre indica, es una aplicación de diagnóstico de redes. A continuación ejecutamos Fing y esperamos a que el escáner termine de escanear la red y nos muestre los dispositivos conectados.

fing network tools

Ahora tendremos que identificar aquellos dispositivos que sean nuestros. Algunos dispositivos pueden mostrar un nombre raro, en este caso nos será de ayuda pulsar encima y obtendremos más detalles. Una forma de identificar los dispositivos es por su dirección MAC, que es única en cada dispositivo.

Para simplificar la tarea de detección del intruso, lo recomendable es desconectar todos los dispositivos de la red WiFi (incluso apagarlos, ya que algunos mantienen la conexión abierta en segundo plano), a excepción del dispositivo donde vamos a ejecutar Fing obviamente. Ahora al escanear la red WiFi sólo nos debería mostrar la puerta de enlace (que suele ser 192.168.0.1) y nuestro dispositivo. Si nos muestra algún otro dispositivo, ya tenemos identificado al intruso.

Para que no puedan robar nuestra conexión WiFi debemos cambiar la contraseña inmediatamente por una más compleja y asegurarnos de que el cifrado de autentificación es WPA2. Con estos dos sencillos consejos ya estaremos a salvo.




Enlace de la noticia: Aquí

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *