Aulas con inhibidores para evitar copiar en los exámenes




Inhibidores

Cada vez la tecnologia avanza más, y para bien o para mal su uso se extiende a cualquier área de la sociedad. En el ámbito de la educación, los profesores tienen que estar cada vez más atentos. ¿Qué fue de las “chuletas”? 

Atrás quedaron los papelitos donde apuntábamos la fórmula de matemáticas y escondíamos en sitios inexperados, primero hechas a mano y más tarde impresas a ordenador a una miniletra, el lápiz y las notas en la mesa o en la calculadora, el bolígrado rayado con el compás… Más tarde, con la aparición de los MP3, la grabación del tema en diferentes pistas y el boli micrófono con pinganillo conectado a través de radio… Ahora, con la llegada de los Smartphones y la mensajería instantánea las “chuletas” de toda la vida pasaron a otro plano. 

descarga

Varias universidades del territorio español han tomado medidas para solventar el problema de “las chuletas de la nueva era” que son el producto del uso de nuevas tecnologías, en épocas de exámenes. Los alumnos realizan fotos a las preguntas que son enviadas a través de la mensajería instantánea a otra persona que está en el exterior, y no necesariamente en el pasillo, si no a kilómetros. Los estudiantes que justamente se ganan sus aprobados o no siempre aprobados, han denunciado esta práctica no lícita de su compañeros.

La Facultadad de Medicina de la Universidad de Valencia ha incorporado a las aulas inhibidores de frecencia dejando sin cobertura a éstas y en consecuencia, a aquéllos futuros profesionales que piensan hacer “trampas”. Pero ésta no es la única. En otras universidades españolas como la de León o Zaragoza llevan dos años con ellos, en fomato inhalámbico pues no toda la universidad se puede quedar sin cobertura, que se instalan en las aulas cuando se va a proceder a un ejercicio de evaluación y siempre y cuando el profesor lo pida. 

images

La verdad que el siglo XXI y su constante avance en las nuevas tecnologías hace que cada vez los profesores necesiten nuevas formas de vigilancia y tranquilidad en las aulas sabiendo que las notas que sacan sus alumnos son realmente las que se merecen y no las que obtienen a través de ayudas externas. La iniciativa de las universidades que hemos nombrado me parece, a nivel personal, la forma más justa de castigar a aquéllos que han hecho trampas y favorecer a aquellos estudiantes que realmente se esfuerza por ser los mejores profesionales del sector.  Y vosotros, ¿qué opináis sobre el uso de inhibidores en las aulas de las universidades?

 




Enlace de la noticia: Aquí

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *