Actualizaciones Android: Algo está cambiando




AOSP

La noticia de la rapidísima actualización de las versiones Google Edition de HTC One y Samsung Galaxy S4 hacia Android 4.3 nos abre un interesante debate sobre actualizaciones y personalizaciones. ¿Es posible ver actualizaciones rápidas y eficientes?

Ayer nos despertábamos con una noticia muy interesante, se trata de la llegada de Android 4.3 en forma de OTA para el HTC One y el Samsung Galaxy S4, ambos en su versión Google Edition con Android Puro. Esta noticia podría no ser tan interesante de no ser que la presentación oficial de esta versión de Android se produjo hace tan solo 10 días, lo que quiere decir que ambos terminales han tardado tan solo 9 días desde su presentación en lanzar la OTA, posiblemente la actualización más rápida de un terminal no Nexus que hemos conocido hasta ahora. Otro dato interesante nos cuenta que la versión normal del HTC One con HTC Sense ha empezado a recibir Android 4.2.2 hace poco más de 3 semanas. Esto, si tenemos en cuenta que las únicas diferencias existentes entre HTC One y HTC One Google Edition residen en su software, nos da la clave definitiva del porqué se acaban retrasando tanto las actualizaciones de nuevas versiones de Android: Las Personalizaciones.

Samsung-Galaxy-S4-HTC-One-Google-Edition

Lo sé, no estoy diciendo nada nuevo o que no se supiese ya, pero esta actualización en particular pone ahora si de manifiesto hasta qué punto las capas de personalización de los terminales influyen en la capacidad de los fabricantes para actualizar sus smartphones. Ahora viene la parte positiva y es que los fabricantes parecen estar tomando buena nota de ello y haciendo esfuerzos por buscar soluciones. En el caso de HTC y Samsung, dichas soluciones han llegado en forma de versiones AOSP, eliminando completamente sus capas de software Samsung Touchwizz y HTC Sense, posiblemente dos de las más intrusivas que podemos encontrar. Sin embargo estos no son los únicos casos, Asus ha reducido los elementos de personalización de sus últimos terminales hasta dejarlos en poco más que un par de widgets, Sony decidió hace meses unirse al proyecto AOSP, además de reducir notablemente los elementos de software en sus terminales, dándoles también un aspecto muy cercano a las versiones de Android AOSP que encontramos en terminales Nexus. Incluso fabricantes que siguen manteniendo una fuerte personalización en sus terminales, como es el caso de Huawei y su capa Emotion UI, están haciendo grandes esfuerzos para adaptarlas, hasta el punto de que algunos de los terminales del fabricante chino cuentan con la actualización de Android 4.2 desde hace dos meses.

Lo mejor de todo es que todo esto no se queda en simples palabras, pues el esperanzador dato que recibimos a mediados de esta semana es que la cuota de penetración de Android Jelly Bean (versiones 4.1, 4.2 y 4.3) ya están presentes en el 40% de móviles y tablets con Android, llegando a ser la versión más extendida y avanzando así hacia el fin de la fragmentación. Lamentablemente esto no es suficiente, pero es un buen comienzo. Poco a poco los fabricantes son conscientes de la gran importancia que tiene el poder proveer un soporte de actualizaciones realmente eficiente a sus usuarios, algo que pasa necesariamente por la eliminación de añadidos que no aportan nada a la experiencia de uso. Habrá que seguir esta tendencia muy de cerca para ver como los fabricantes se acercan a un Android cada vez más puro, ya sea en forma de capas cada vez más ligeras o de versiones AOSP. ¿Qué opináis vosotros? ¿Cuál será el próximo fabricante que se sumará a la moda Google Edition? ¿Estamos cerca de Android AOSP para todos?




Enlace de la noticia: Aquí

Danos tú opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *